miércoles, 21 de mayo de 2008

GLOSARIO

TICs
Son las tecnologías de la información y comunicación, lo que consideramos, influye en la vida de los niños, niñas y adolescentes en todo el mundo, sin distinción de clases sociales.

Niño
En la Argentina, acorde a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (Ley 23.849), se concibe niño a todo ser humano desde el momento de su concepción y hasta los 18 años de edad. “Ser niño o niña no es ser ‘menos adulto’, la niñez no es una etapa de preparación para la vida adulta, la infancia y la adolescencia son formas de ser persona y tienen igual valor que cualquier otra etapa de la vida”.
(Fuente: Cillero Bruñol, Miguel “Infancia, autonomía y derechos”, Editorial Mimeo, 1997, en Periodismosocial.org.ar).

Menor
Los defensores de los derechos de la infancia preferimos dejarlo de lado para referirse a los niños, niñas u adolescentes, ya que la utilización de esta palabra remite a la doctrina de situación irregular o de derecho penal del menor que considera a los niños como objetos y no como sujetos de derechos. Es común que en el periodismo se utilice para referirse a una franja determinada de la infancia y la adolescencia que es considerada “en problemas”, que tiene conflicto con la ley o que está en situación de abandono. Para diferenciar a estos niños y adolescentes del conjunto “normal”, el adjetivo es utilizado como sustantivo. Este uso es discriminatorio y proponemos, en su lugar, utilizar los términos niño, adolescente o joven. Tampoco deberían utilizarse expresiones como “menor infractor” o “menor delincuente”, ya que son términos peyorativos.
(Fuente: Agencia Nacional por los derechos de la infancia, Brasil y Tercer Sector. Muleiro, Hugo, Palabra x palabra, Editorial Biblos, Buenos Aires, 2002, en Periodismosocial.org.ar).

Ciberbullying- E-Bulling
Se refiere al acoso y maltrato entre pares que siempre ha estado presente en la vida escolar pero que ha tomado nuevas formas. Ahora internet facilita el acoso cibernético, anónimo, entre pares. El ciberbullying es la utilización de herramientas de las nuevas tecnologías para el maltrato, agresión y atemorización entre pares.

Participación especial de Enrique Fraga -periodista, autor de la nota "Cyberbullying: la nueva forma de agredir", Diario La Nación 06/07/2008-

"Cyberbullying El cyberacoso o cyberbullying es una transformación del "bullying", término anglosajón que remite a "toro" (bull), y por extensión a la acción de torear o matonear a alguien. El cyberbullying implica una acción agresiva, pero a través de medios tecnológicos (desde mails, páginas web, uso de programas de edición de fotos, hasta insultos enviados por medio de mensajes de texto). En los Estados Unidos la problemática del cyberbullyng está instalada desde 2002, con el caso de David Knight, un joven al que le fabricaron una página dedicada a denigrarlo, que podía encontrarse por medio del buscador del sitio Yahoo! Si bien en la Argentina todavía no hay estudios cuantitativos oficiales sobre el tema, alumnos, docentes y psicólogos afirman que el cyberbullying es una realidad que hay que afrontar. Para los especialistas, Internet a llegado para quedarse. El desafío tanto para padres como educadores será enseñar a los más jóvenes reglas de urbanidad, a fin de que las nuevas tecnologías no sean usadas como herramientas para dañar a las personas".

Prostitución Infantil
El periodismo social prefiere no usar esta expresión porque connota la aceptación o voluntad del niño de acceder a un intercambio sexual con un adulto a cambio de dinero. La expresión más correcta es “explotación sexual infantil” (ESCI), ya que detrás de esta situación siempre existe un adulto que lo incita u obliga a la acción para su provecho económico.
(Fuente: Periodismosocial.org.ar)

Chicos de la calle
Se utiliza para llamar a los niños y jóvenes que pasan sus días en las calles. El periodismo social prefiere no usar esta expresión y, en cambio, utilizar otra como "chicos en situación de calle" o "en situación de vulnerabilidad". El peligro de usar ese concepto, especialmente en los medios de comunicación, es que profundiza la discriminación que ya existe sobre estos chicos. Induce a pensar que "ser de la calle" es una condición "natural inmodificable", casi como ser alto o bajo, en lugar de ser advertido como una condición circunstancial. Otro aspecto negativo de este concepto es que atribuye la responsabilidad de su situación al niño o su familia y excluye a la sociedad de sus obligaciones.
Lo mismo sucede en frecuentes categorizaciones como “joven delincuente” o “precoces delincuentes” (porque se los considera objetos y no sujetos de derecho), estos términos están revestidos de un sentido peyorativo que define a los adolescentes a partir de su comportamiento y refuerza prejuicios, estigmas y desigualdades sociales.
(Fuente: Agencia Nacional por los derechos de la infancia, Brasil y Tercer Sector,en Periodismosocial.org.ar).