viernes, 23 de mayo de 2008

Más allá de la pantalla...

Nunca se sabe quién puede estar del otro lado...

La niña chatea con alguien que se dice un par. Y de a poco va haciendo que le amplíe la información sobre ella. Colegio, edad y por útlimo, domicilio. La estrategia del pedófilo apunta a aprovechar la inocencia de los chicos.