miércoles, 28 de mayo de 2008

Una luz de alerta desde los medios

Una nota de un medio gráfico de la provincia de Tucumán sirve para ejemplificar qué información podemos difundir los periodistas para colaborar con la creación de una conciencia social que advierta sobre los riesgos del uso de tecnologías de información y comunicación por parte de los chicos.


La gaceta de Tucumán

RIESGOS EN LA RED

La pornografía burla los filtros en internet y llega a los niños

Según un estudio, la mayoría de los chicos entra accidentalmente a páginas de contenido sexual. Nombres con trampa. Los hace vulnerables ante un posible abuso, dicen dos expertas. Los padres no controlan a sus hijos.

ALERTA. En la red se esconden páginas de contenido sexual con nombres aparentemente inocentes.

Nueve de cada 10 chicos de entre ocho y 16 años han visto pornografía en forma accidental, mientras buscaban información en internet para sus tareas escolares. A esta conclusión llegó un estudio de la ONG tucumana Equipo de Prevención del Abuso Sexual Infantil (Epasi).

En el trabajo se señala que los ciber son los lugares más frecuentados por los chicos para ver imágenes y videos con fuerte contenido sexual, alentados por la falta de los filtros antipornografía obligatorios.

Según un sondeo realizado por LA GACETA On Line en ciber del microcentro, si bien estos locales son controlados por el Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (Ipla), muchas veces no tienen instalados filtros antipornografía en todas las máquinas. En otros casos, no logran detectar las páginas con pornografía encubierta. “Es muy difícil, porque la pornografía se filtra por aparentemente inofensivas y la única manera de comprobarlo es abriéndo los sitios uno por uno”, dijo un encargado.

Según el Epasi, la edad promedio de inicio de consumo de pornografía es de 11 años en los varones. En la mayoría de los casos, comienza de modo accidental. Por ejemplo, si se coloca en el buscador uno de los buscadores más usados el nombre de un cuento infantil, aparece un enorme listado con páginas y, entre ellas, algunas con imágenes pornográficas. Con otras palabras sin ninguna connotación sexual se ofrecen sitios con links que remiten a blogs con contenido distinto del de la página original.


Factor de riesgo

La mayor dificultad para el control del consumo de pornografía son los adultos. “El 38% de los adultos cree que no hay nada malo en la pornografía. Así es que 72 millones de usuarios de Internet en el mundo visitan páginas pornográficas cada año”, advierte la presidenta de Epasi, Viviana Salinas.

La psicóloga social Ana Valoy sostiene que el consumo indiscriminado de pornografía por parte de un adulto es un factor de riesgo. “Inducir a un niño a consumir pornografía es una forma de abuso sexual que daña su psiquis y lo pone en posición de vulnerabilidad”, advirtió.

En los talleres de prevención que realiza el Epasi en pasaje Guido Spano 3.901, del barrio Las Américas, entre un 16% y un 20% de los niños reveló haber sufrido un episodio de abuso por parte de un adulto alguna vez. “Los padres no toman conciencia de la importancia de alejar a los chicos de la pornografía y de alertarlo sobre cómo defenderse frente al abuso sexual.

Los últimos registros de Epasi, muestran que, de un total de 44 niños y niñas víctimas, sólo 15 padres o madres sabían o sospechaba que estos sufrían abuso sexual”, señaló la profesional.


Aconsejan controlar los contenidos de internet

Según un estudio de una ONG tucumana, el 90% de los chicos de 16 años ha visto pornografía en forma accidental.
Controlar las páginas que los chicos abren en internet, no permitirles chatear con desconocidos, instalar filtros en la PC, visitar el ciber al que asisten los hijos son algunas de las recomendaciones de los expertos para prevenir que los niños ingresen en páginas de alto contenido sexual. Según un estudio de una ONG tucumana, el 90% de los chicos de 16 años ha visto pornografía en forma accidental. Muchas veces se trata de páginas a las que se ingresa a partir de palabras que no tienen nada que ver con su contenido sexual, como el nombre de un cuento. “Inducir a un niño a consumir pornografía lo hace vulnerable ante el abuso sexual”, advierte la psicóloga social Ana Valoy.


Link: http://www.lagaceta.com.ar/vernotae.asp?id_nota=246757
  • En este último punto, debemos hacer una aclaración. Como un principio de nuestras acciones, intentamos darles las armas a los niños, niñas o adolescentes para que ellos mismos puedan diferenciar. Los filtros son útiles, sí. Pero parcialmente. Lo mejor es que a medida que van creciendo, vayan tomando conciencia de lo que abarca internet, y que ellos mismos aprendan a protegerse. Los filtros no crearán una coraza tan firme como esta.