lunes, 19 de mayo de 2008

Los medios y la explotación comercial sexual de chicos y adolescentes

Los chicos son los últimos eslabones en largas cadenas de vulneraciones y, con frecuencia, los enfoques sobre operativos policiales, revictimizan a los niños y niñas explotados, en lugar de aprovechar para concienciar a la sociedad del problema de fondo.

A la hora de informar, no olvidemos
-Quienes mantienen relaciones sexuales con un menor de 18 años cometen un delito.

-La explotación sexual comercial es una práctica que daña enormemente a los chicos u adolescentes.

-Un entorno que considere a niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho y de protección puede contribuir a reparar el daño causado por las vulneraciones.

Diferencias a para informar, que pueden perpetuar construcciones culturales erróneas o contribuir a la sensibilización respecto del tema.

Con enfoque de derecho

-El interés se centra en denunciar a los explotadores y en las posibilidades o limitaciones que la sociedad brinda a los niños niñas o adolescentes para salir de esa situación.
-Se identifica a los victimarios, para que sean sancionados, amparados en la ley.
-Se explican los efectos psicológicos y sociales que padecen los niños, niñas o adolescentes, víctimas de explotación sexual.
-Se hace un seguimiento del tema e interpretación del problema. Se destaca la raíz social, con un enfoque más amplio.
-Se incorporan fuentes como personas e instituciones, valorando a quienes han salido del problema.

Sin enfoque de derecho

-El interés se centra en la víctima, en cuánto ganan y en la posibilidad de hacer otras actividades relacionadas.
-Se identifica a las víctimas y se protege la identidad de los victimarios.
-Se exhiben y detallan los “servicios” para aumentar la morbosidad en el público.
-Se entrega información mediante noticias breves, sin seguimiento, centradas en el sensacionalismo.
-Se utilizan sólo fuentes oficiales, policiales.

(Fuente cuadro comparativo: ONG Raíces)