lunes, 18 de agosto de 2008

Una reflexión sobre la educación y la tecnología

Los casos de violencia escolar potenciados por el udo de tecnologías parecen moneda corriente.
Es necesario sentarse a reflexionar sobre las nuevas modalidades de maltrato entre pares o hacia maestros, para así actuar desde la prevención.
Celulares e internet están en el foco de la tormenta. Son dos herramientas demonizadas por el mal uso que hacen de ellas los chicos.
El debate está abierto...
La reflexión desde los medios masivos es un buen paso hacia adelante.
La siguiente nota publicada en el suplemento enfoques de La Nacion es un ejemplo del espacio dedicado a la reflexión.

Sociedad

Aulas violentas: crisis de autoridad y desafíos

Maestros agredidos y humillados, imágenes de violencia escolar que los jóvenes "cuelgan" como trofeos en la Red. Mientras los gremios ya definen la actividad docente como una profesión de riesgo y los expertos alertan sobre la caída de la autoridad de los adultos, el debate pedagógico se tiñe de política

Por María Cecilia Tosi

En YouTube hay miles de videos que concentran la atención de los adolescentes sobre un tema recurrente: 503 filmaciones bajo la denominación "violencia escolar", 553 con el nombre de "peleas escolares", otras 476 con el título de "violencia en la escuela", y la lista continúa bajo otros nombres similares. Casi todas son grabaciones caseras, realizadas con teléfonos celulares por los mismos chicos que luego los suben al portal de videos más difundido de Internet. Las cifras de YouTube reflejan a su manera que la agresión que se vive en las aulas es una tendencia creciente. Y reflejan además hasta qué punto esas situaciones son consideradas un trofeo que se "cuelga" en la red.

Los ejemplos se suceden. Imágenes de alumnos haciendo gestos obscenos a una profesora o intentando quemarle el pelo. Videos de adolescentes divirtiéndose mientras le sacuden el polvo de tiza en la cabeza a una docente o le acercan un preservativo. Grabaciones que entretienen mostrando escenas de agresión entre los mismos alumnos. ¿La violencia ganó el ámbito educativo? ¿Los estudiantes se tornaron incontrolables o los docentes abandonaron la tarea de disciplinarlos?

(...)

El año pasado, un resonante caso conmovió a Italia, cuando alumnos de un instituto de secundaria manosearon a una profesora mientras estaba dando clases y luego colgaron las imágenes, tomadas con un celular, en Internet. Los chicos la manoseaban y ella seguía hablando como si no advirtiera la situación. También España se vio sacudida por escenas de violencia escolar, filmadas por un grupo de compañeros mientras burlaban y agredían a otro, que fueron expandidas después por Internet y así llegaron a los medios. Igual que en nuestro país, los adolescentes llevan a las aulas los celulares, atentos a qué pueden grabar, y suben a la Red sus provocadores trofeos.
Si el ministro Oporto acierta en su diagnóstico cuando sugiere que no hay nada nuevo bajo el sol y que el problema está magnificado por el efecto expansivo de Internet, habrá que tomar nota.

seguir leyendo...
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1040279

Fuente: diario La Nación