viernes, 2 de octubre de 2009

Cada vez más chicas exhiben sus cuerpos por Internet
En algunos casos pueden ganar hasta 500 dólares

El exhibicionismo del que hacen gala las adolescentes por internet parece no tener límite: cada vez más chicas cobran por desnudarse o protagonizar shows eróticos frente a las cámaras web. Las sugerentes imágenes son votadas por los usuarios y la ganadora puede obtener hasta 500 dólares de premio, al tiempo que los portales que ofrecen “strippers virtuales” cobran importantes cifras en euros.
Se trata de un fenómeno que apareció en los últimos tiempos y plantea interrogantes acerca de los riesgos que conlleva esta práctica, ya que quienes participan de estas actividades no son modelos ni desnudistas. Son chicas que estudian, trabajan y les gusta exhibirse en la web y que les paguen por ello.
Una encuesta reciente estima que 4 de 10 adolescentes envía fotos suyas en poses provocativas a través de la web. Pero los especialistas advierten que el nuevo fenómeno supera al denominado “sexting” -el intercambio entre jóvenes de fotos y videos eróticos- dado que las chicas no sólo se divierten sino que cobran por posar con poca ropa.

Objeto de deseo

Uno de los sitios que recibe y publica imágenes de chicas en posturas provocativas es “suicide girls” (chicas suicidas), que cada día premia con 500 dólares a una de las 300 lolitas que envían sus fotos.
Los usuarios deben registrarse y pagar para disfrutar de las infartantes beldades. El portal se promociona como una página web que busca mostrar la belleza “real” de las mujeres y ofrece a las postulantes la posibilidad de hacer una producción de fotos profesional en la que deben mostrarse sin ropas.
En declaraciones periodísticas, una de las participantes, que estudia en la facultad y tiene 20 años, admitió que “lo hago porque me gusta la estética de las fotos. Más allá de que son eróticas, tiene una estética que va con una onda muy particular”.
Otro de los sitios, quewebcams.com, ofrece “strippers” virtuales y la mayoría de sus visitantes son españoles. Los usuarios abonan 1,50 euros el minuto de conexión para observar a una de las 60 chicas que realizan los shows eróticos.
Las desnudistas usan nombres falsos y en ocasiones cumplen jornadas laborales de ocho horas. Según trascendió, las bellas mujeres tienen que mantener a los excitados cibernautas la mayor cantidad de tiempo posible frente a la pantalla de modo que se van quitando las prendas muy lentamente.
El fenómeno trasciende el país y en toda Latinoamérica los servicios de strippers virtuales son muy demandados. Por otra parte, las autoridades impositivas de Suecia rastrean los sitios webs que ofrecen “striptease” en directo a cambio de dinero, con el propósito de identificar a las mujeres y obligarlas a declarar el dinero ganado por este sistema.
Los sabuesos escandinavos mencionaron que unas 200 mujeres han sido investigadas y otras 300 más podrían serlo en el futuro. “La mayoría son chicas jóvenes, por lo que podemos ver en el fotografías. Pensamos que quizá no estén bien informadas sobre la legislación”, comentaron.

Los riesgos

Andrea Urbas, integrante de Chicos.net -una asociación dedicada a promover iniciativas educaciones a través de las nuevas tecnologías-, explicó que las chicas “no tienen conciencia que hacen pública su imagen, del recorrido que hará la misma y que quedará en web por mucho tiempo. Y esa exposición en un futuro puede ocasionarles problemas para encontrar trabajo, por ejemplo. Pero ellas no proyectan quienes pueden ver sus imágenes”.
Además, Urbas señaló que “muchos sitios web dicen que van a cuidar la privacidad pero obviamente no lo hacen. Y estamos en una época en que se revaloriza la belleza y las adolescentes tienen un interés excesivo en mostrarse, en posiciones provocativas, de alto contenido sexual”.

Fuente: http://www.popularonline.com.ar/nota.php?Nota=413271